hejiras


MusicPlaylistView Profile
Create a playlist at MixPod.com

sábado, 16 de julio de 2011

la mitad fachion

En relación a las elecciones de la ciudad Autónoma de Buenos Aires y los resultados de la misma, el músico/cantante/compositor y cineasta Fito Páez emite una opinión en el diario Página 12 que eleva el debate a un nivel impensado y saca a relucir las miserias de unos y las ideas de otros pero nunca el silencio, nunca el quietismo; muy por el contrario, da que pensar y eso es lo que se busca dentro de un debate aunque las palabras vertidas por Páez hayan sido... sonado un poco duras.
"Hay que respetar lo que elige la mayoría, es el juego de la democracia"
Esta frase, luego de los dichos del Rosarino se escucharon en todos los medios como un mantra.
Con ese axioma nos tuvimos que bancar cada pescado podrido en Argentina, de bancar lo que piensa o las decisiones que toma el otro; creo, es un ejercicio cansador ya; hacerse cargo de los errores/horrores de la mayoría en aras de la democracia.
Así, nos bancamos que otros hayan ido a golpear las puertas de los cuarteles, al turco, a Cavallo, al chupete, a Duhalde y ahora a Macri.
Está bien, así se aprende, de estos granujas pero del fachion, no se, no lo creo... pasaron muchos años y el porteño no aprende, demuestra su odio hacia otra mayoría, demuestra su falta de tolerancia e inteligencia porque cree que vive en un bastión importante, porque se banca que su referente realice maniobras de "viejo estilo", de "malas mañas" como las escuchas ilegales, como la creación de una fuerza pública a modo de guardia imperial, que insulte a la presidente abiertamente, que se cague en la educación, educadores y educandos, que haga frente a la indigencia con métodos aberrantes y encima que exprese: "ganó la derecha" orondamente, sabiendo todo lo que representa como símbolo de oposición.
Entonces, eso es lo que representa y quién apoya eso, bueh... para seguir con el debate no y creo que Fito Páez hace eso, debate con una verdad de perogrullo.
No sólo es que votan al fachion, es lo que proyectan... el huevo de la serpiente.
Y hablo desde la experiencia de San Luis de que una flia. gobierne desde hace casi treinta años; otro ejemplo sería el de los Sapag en Neuquén.
Y no se si el fachion será igual de feudal pero no me caben dudas de sus actitudes facciosas; y eso es lo que vota la mitad de la gente de ahí, es lo que apoya el ciudadano de primera de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, es lo que permite que se acentúe, porque, luego de un par de mandatos la experiencia que señalaba al principio, indica como una suerte de permisividad hacia el "elegido", de que haga y deshaga dentro de esa ideología facciosa, ya que se avala con el sufragio lo que señala Fito Páez... y el retroceso.
El porteño -permitanme un razonamiento- tiene la firmeza, convicción de que no se equivoca; volver atrás, desandar el voto o tener otra tendencia sería intuir eso, que se equivoca y no.¿Cuándo un porteño pierde en un discusión?; entonces, no va a querer retractarse de temer que ganen "los negros", la "puta" o "el progresismo", el peronismo; se les llena de bolches la ciudad y eso, que dios no lo permita... digo, el dios fachion.
En estos dos últimos años viaje tres veces a baires y siempre me tomo un tiempito para desandar calles, lugares de recuerdos y tratar de encontrar aromas de mis otros tiempos.
Note con cierta desazón que muchas cosas desaparecieron, transformaron o cambiaron. Si esto no fuese lógico o natural lo hubiese tomado de otra manera, pero me sentí como decepcionado digamos. Caminar por Av. Corrientes por ejemplo, cuando todo el mundo duerme no es lo mismo, es inseguro, nefasto, oscuro, sin vida, insensato bah.
Para el lado de San Telmo es como más arriesgado, imposible internarse por determinadas calles a la madrugada como lo hacía en los ochentas. Lugares pegados al microcentro, calles Lavalle, Florida, Av. Córdoba, etc., donde todo era luz, donde encontrabas artistas callejeros disfrutando y haciendo disfrutar hasta cualquier hora de la madrugada... ya creo que no existen al menos a esas horas. La desolación se cruza con flias. de indigentes a lo largo de la 9 de Julio y muchas caras de temor, desconfianza y la melancolía de siempre.
Note mucha más mugre amontonada, olor a orín de humanos mezclados con las de gatos y mucho encierro, una ciudad encerrada en sí misma, incluso por la zona norte; y eran días de calor, cuando mucha gente decide salir a tomar aire, helados, birras etc., no, nada de eso encontré, o muy poco y tampoco comunicación, poca comunicación entre los seres, cuando en cualquier momento y lugar nos trenzábamos  en interminables charlas con cualquier desconocida/o... no se, la note más sola que antes a la ciudad... no se si obedecerá a un estado de conciencia colectiva que tiene que ver con el momento político, la falta de ganas de andar inflando globos de colores o de salir a ver la calle, enterarse de que existe otro mundo, dinámico, de ganas de participar para cambiar este momento de apatía generalizada, de auto prohibiciones como la de observar que la mitad de la ciudad quizás quiera recobrar la alegría, la algarabía e iluminar esa ciudad tan cosmopolita e inquieta y de tantos lugares, espacios para la cultura, la música y el arte, que supieron elevar barricadas, resistencia en tiempos de mayor violencia, pero no, la note dormida, como una ciudad sin efervescencia, opiácea por la división a la que es sometida.
Será que otra ciudad piensa que les es posible el mundo de las oportunidades solo a ellos.
Será que otra ciudad cree que su mundo es el que importa  y no el resto de el extenso país, continuidad de su propio mundo.
Será que la frigidez mental se apoderó de esa otra mitad de ciudad que no quiere más cambios que las de su cuenta económica.
Será que otra ciudad cree que los derechos y sueños que les son propios tienen el distintivo del egoísmo.
Serán tantas cosas, pero tantas que se olvidaron de lo esencial, ser humanos.
















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada