hejiras


MusicPlaylistView Profile
Create a playlist at MixPod.com

sábado, 28 de mayo de 2011

Gente de Negro








“vamos negro!, fuerza negro!, grita un poco
y quizás un blanco te escuchará”
Litto Nebbia

 

 



Fotos ajadas por el tiempo muestran cuerpos esparcidos en el suelo  y caras desencajadas como resultado de la refriega de obreros con la policía cuando los reclamos y las huelgas de los trabajadores no eran permitidas. Una pintura no tan antigua, de luchas por los derechos laborales y la creación de Sindicatos representativos  que aseguren al trabajador de que se cumplan todas sus premisas.
En el presente, son las fotos digitales que recorren el mundo y exponen los mismos rostros, de personas reclamando trabajo y de niños que lo hacen por sus padres, cuando sabemos que el trabajo infantil es una de las peores formas de explotación y abuso ya que pone en peligro la salud, seguridad y educación de los más chicos, al mismo tiempo que atenta contra su desarrollo físico, mental, espiritual, moral y social.
Es decir: La desocupación, el trabajo en negro e infantil, lacras actuales que van de la mano.

Desde el comienzo del actual milenio y un nuevo gobierno, en Argentina hay problemas sin resolver como la desocupación, la explotación infantil, el trabajo en negro, entre otros, arrastrados desde tiempos antiguos.
En la Justicia Federal aún debaten la Ley de Reforma Laboral aprobada hace seis años, por la sospecha de soborno a Senadores desde la presidencia de Fernando de la Rúa, Ley que acrecentó el índice de desocupación que obliga a la contención de la crisis laboral por medio de Planes Sociales, que no hacen más que posibilitar la dependencia de las personas a fines políticos y engrosar la lista de trabajadores en negro, principal fuente propagandística de eventuales candidatos de toda índole, a remediar esta realidad.
El INDEC graficó en números muy bajos la desocupación en San Luis y premió al cineasta “Fellini” Saa por su plan maquiavélico de captar rehenes con el Plan de Inclusión Social que aglutina a casi 34,000 personas en toda la provincia sin contemplar una estadística irrefutable del trabajo en negro, blanqueada desde un sistema de gobierno infame, cuyo principal responsable ocupa su tiempo en quehaceres narcisistas como adornar con moños publicitarios un paquete fuera de toda razón laboral, como lo son principalmente: la confirmación de una relación de trabajo estable, capacitación en diferentes áreas para un superior desarrollo personal, mejor cobertura social, seguridad y jubilación digna.
Estos derechos no fueron ni son contemplados en el presupuesto del año 2007 presentado recientemente en el Palacio Legislativo de la Provincia, por lo que el mayor índice de trabajadores en negro continuará y será otra vez principal panfleto de propaganda para las elecciones que se avecinan. No hay una decisión política de pasar a planta permanente a personas del Plan de Inclusión y Pasantes que cumplen tareas en diferentes áreas del Estado si se tiene en cuenta la antigüedad y la capacitación obtenida a partir de la implementación del Plan.
La evidencia, a través de las expresiones de los funcionarios, revela la total falta de voluntad de cambiar el rumbo ante esta situación que no hace más que vulnerar la dignidad de mujeres y hombres, quiénes, desde muy temprano trabajan a la vera del Río Seco, calles y rincones de cualquier punto de la Provincia a la merced de las inclemencias del tiempo que extreman  sus pesares de saberse manipulados por el poder omnímodo, que esconde la basura bajo la alfombra ceremonial.
Es así, que por falta de control de los sindicatos, delegados y funcionarios inherentes a la cuestión laboral, este problema se extiende a otros rubros del sector privado cuyos principales damnificados son: las mujeres que trabajan en servicios domésticos, gastronómicos, comercio y otros.





TRABAJO INFANTIL





El niño no cuenta con más de 14 años, sale al playón de estacionamiento y junta los carritos de compra, acarreándolos en cantidad hasta el interior del Super rutinariamente y durante la mayor parte del día, lo que denuncia no sólo su enorme esfuerzo, sino también la falta de concurrencia al colegio.
Otros compañeritos de la misma edad se alternan con el embolsado de mercadería y el traslado de la misma para los clientes, denotando con sus caritas ávidas, recibir la preciada propina.
Esto ocurre en todas las sucursales de la mayor cadena de Supermercados de la ciudad, lo que indica que no escapa a nadie esta forma de explotación infantil y que está a la vista de todos, sobre todo, los fines de semana.
En algunos comercios del centro pasa lo mismo, niños que limpian o cumplen tareas que le son naturales a personas adultas; Y ya entrada la noche, varios pequeños se esfuerzan para atesorar los cartones que reemplazan a los juguetes y el abrigo, a la buena de Dios. Son los menos, pero asusta ver sus cuerpecitos que corren peligro de ser golpeados por niños mayores o sus propios padres cuando no consiguen el rústico emblema de pobreza, signo actual de estos tiempos.

PEQUEÑAS ANÉCDOTAS DE LAS INSTITUCIONES

En el Ministerio de la Cultura y el Trabajo,  cuyo responsable es Eduardo Gomina, no facilitan ningún tipo de respuestas y delegan información a otras dependencias, como el Sr. Omar Casazza desde el Ministerio de Trabajo, quién asegura no contar con estadísticas e informes sobre el trabajo en negro y explotación infantil y que los controles e inspecciones se llevan a cabo cuando se realizan las denuncias pertinentes, interactuando con el Ministerio de Trabajo de la Nación Delegación San Luis. Es decir, no hay contralor desde estos ámbitos.
Los Delegados Sindicales directamente no aportan las denuncias que delatarían esta problemática por la simple razón de no acompañar a los trabajadores en su dignidad, o por las acostumbradas connivencias con las Patronales. Cada responsable Sindical tiene que informar a sus afiliados sobre leyes y seguridad y la posibilidad de denunciar en forma anónima al N° 0-800-666-4100 de Superintendencia del Trabajo, sobre irregularidades y trabajo en negro.
La condiciones de desamparo de los niños es aún peor. La Secretaria Mirtha Movellán, del Programa Familia Solidaria, no oficia ni interviene ante casos de explotación infantil, por no contar con autorización, organización ni cobertura como para controlar o intervenir en casos de detección de trabajo infantil.
Admite con resignación no tener un presupuesto suficiente para llevar a cabo un programa paralelo al de la Nación para actuar en favor de la abolición del trabajo infantil.
De acuerdo a el Convenio N° 138 de la OIT, ratificado por la Ley N° 24.650 y la Comisión creada por Decreto N° 719/00, del 25 de Agosto de 2000 establece que: “Todo miembro para el cual esté en vigor este Convenio se compromete a seguir una Política Nacional que asegure la abolición efectiva del trabajo de los niños”.
Un Convenio y Decreto que no debería desconocer el gobierno provincial.

Nota:  Luego de la publicación de esta nota, la Sra. Mirtha Movellán fué removida de su cargo y la Secretaría del Programa Familia Solidaria fue cambiado con otro nombre menos presuntuoso y más abarcativo y se le asignó controles directos de casos de explotación infantil, pero aún siguen observándose niños en la calle.
En el super mencionado también durante un tiempo dejaron de verse chicos trabajando en el lugar, pero esto fue momentáneo, todavía se ven chicos que cumplen tareas en estos lugares.



Nota publicada en la revista local 30días.
Esta revista dejó de existir por razones económicas, ya que al denunciar constantemente a través de las notas el avasallamiento en todos los ámbitos de la Provincia de San Luis por parte de los hermanos Rodriguez Saa, fue asfixiada por la quita de toda publicidad y el temor de comercios y otros a apoyar dicho medio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada